12/11/18

Nevermoor: Las pruebas de Morrigan Crow - Jessica Townsend

¡Hola a todos! ¿Cómo están este lunes? Otra semana más, pero bueno, tenemos que ponerle buena cara y afrontar esta semana. Yo me tomé este fin de semana para descansar, y leí muy poco (aunque ya he pasado la cantidad de lecturas que tenía pensado hacer este año). Y tampoco me dedique a escribir, pero, pero hoy tocaba reseña (espero que se haya subido en tiempo y forma). La reseña, en este caso, será de un libro que voy a decirlo: es sensacional. Sin duda se los recomiendo, así que vayamos a la reseña.

Nevermoor: Las pruebas de Morigan Crow
Autor: Jessica Townsend
Editor: Destino
Cantidad de páginas: 400
Sigue en: Nevermoor, the calling of Morrigan Crow
Con  la colaboración de: Grupo Planeta

Sinopsis: Morrigan es una niña ocurrente y carismática con unos horribles padres que no le hacen ningún caso. Aunque eso no es lo peor, porque arrastra una maldición que la condena a morir antes de cumplir los once años. Pero eso no va a ocurrir puesto que la vigilia de su décimo primer cumpleaños alguien la secuestra y se la lleva a Nevermoor (un Londres paralelo), donde deberá superar cuatro pruebas si quiere estar entre los elegidos. El problema es que ya no podrá regresar jamás ya que sólo escapa a la muerte si se queda en Nevernoor.

Opinión personal


Elegí Nevermoor: las pruebas de Morrigan Crow porque me llamó muchísimo la atención la preciosa portada que tiene. Y sí, puede ser middle grade, pero déjenme decirles que tiene una historia tan compleja y única que no tiene un rango etario definido. También porque intuí que tendría esa historia que yo estaba buscando: sin romance, una protagonista fuerte pero al mismo tiempo temerosa de hacer las cosas mal, una historia única (aunque la comparen con HR, déjenme decirles que no tiene ninguna similitud), fantasía pura, con mundo nuevos, con maldiciones, con poderes y con personajes lunáticos.  Y lo amé porque no solo me sacó de un bloqueo lector, había leído un libro que no gustó nada y venía con una racha de leer varios libros en un solo día, sino también porque me dio esa sensación de estar leyendo un cuento, como los de antes, con historias que te enseñan valores.

La historia comienza con Morrigan, una muchachita que vive acosada por una maldición; todo hecho catastrófico y cada accidente, la culpa recae en ella. Además, a la edad de once años morirá, producto también de esa maldición. Sin embargo, los demás, al cumplir esas edad pueden ser elegidos y patrocinados para estudiar determinadas áreas, dentro o fuera del pueblo. Pero un día antes de cumplir los once, Morrigan recibe una carta de un patrocinador: Júpiter, para formar parte de la sociedad Fabulónica. Aceptando, la protagonista será parte de un nuevo mundo: Nevermoor. En él encontrará lo que estaba buscando, una familia que la apoye, comprender el por qué de su maldición y tener un futuro: vivir más allá de los once años. Resumí la historia a grandes rasgo, porque sin duda hay mucho más: superar cuatro pruebas para ser miembro de la sociedad, la leyenda del Fabulantador  cobra mayor fuerza, revelar su poder durante la última ceremonia, vivir en el Hotel Deucalion; un sitio con puertas que esconder más de un secreto, etc.Decirles más sería spoilearlos, así que por acá me quedo, solo agrego que deben leerlo por la maravillosa historia.

Y hablando de los personajes. Morrigan es quien narra la historia. Es una chica que ha vivido toda su vida acosada por la maldición que pesa sobre ella, que cambia de hogar y de familia, y que se enfrenta a un nuevo mundo con valentía pero al mismo tiempo con cierto miedo. Este es un personaje que sin duda va comprendiendo cómo será su vida ahora que vive en Nevermoor, cuál es tu propósito allí y me encantó. Es una chica madura, valiente, inteligente, leal y muy compañera de sus amigos. Por otro lado, esta Júpiter, el excéntrico dueño del hotel, un personaje que esconde varios secretos. Este es sin duda uno de mi preferido. Es lunático, es divertido y es intrépido. Para todo tiene una ocurrencia o responde sin dar vuelta. También está la Dama Chanda, es un personaje que trabaja en ese hotel y será, en cierto modo, de nexo entre lo que sucedió en el pasado y lo que sucede en ese mismo lugar. Hawthorne, por otro lado, mejor amigo, y Jack, sobrino de Jupiter, serán los pilares para Morrigan. De los tres quien más me ha gustado ha sido Hawthorne. Un muchacho de la misma edad que siempre termina metiéndose en líos por su carácter curioso, siempre está haciendo alguna travesura, pero que no duda en ayudar a su mejor amiga.  Y Jack será la contraparte, quien la hará sacar de quicio. Incluso hay un gato, pero para descubrirlo deberán leerlo.

En fin, Nevermoor: las pruebas de Morrigan Crow es una historia que realmente me encantó, es entretenida, única y compleja a su manera, y que también esta acompañada por la narrativa de la autora, que si bien no es tan sencilla, debido al nivel descriptivo que tiene y a la introducción al mundo que realizada al comienzo del libro, si es un libro que te atrapa por la creatividad de la autora, y además por las ganas de seguir leyendo. Hasta llegar al final. Y que final, me encantó. La revelación, si bien era predecible, no dejó de gustarme. Fue de esas que esperas con ansias, que querés que se revele todo. También es de esos que dejan cosas al aire, por lo que sin duda tengo muchísimas ganas de seguir con la segunda parte (que no sé cuándo saldrá, pero espero que sea pronto).

Mi recomendación: más que recomendado.  

Continúa en:


¿Qué me dicen? ¿Quieren leerlo?

8/11/18

Perdimos nuestro camino - Gayle Forman

¡Hola a todos! ¿Cómo están hoy, jueves? Espero que ustedes estén bien. ¿Disfrutando de esta calorcito? Yo no, no me gusta mucho la primavera ni el verano. Pero bueno, al puedo paliarlo con helado. En fin, hoy toca otra reseña, y en este caso es de un libro que saldrá, por acá, en diciembre. Así que vayan anotándoselo. 


Perdimos nuestro camino
Autora: Gayle Forman
Editorial: Puck 
Cantidad de páginas: 256
Autora de: Si decido quedarme
Solo un día – Solo un año
Yo estuve aquí
A la venta en Diciembre
Con la colaboración de: Editorial Urano/Puck Latinoamérica

Sinopsis: Solos, están perdidos. Juntos, encuentran el camino. Freya pierde la voz mientras graba su álbum debut. Harun está planeando escapar de todos los que alguna vez quiso. Nathaniel está llegando a Nueva York con una mochila, una plan desesperado y sin nada que perder. Y en ese instante, un giro del destino reúne a estos tres extraños y sus secretos comienzan a develarse mientras se dan cuenta de que para superar sus pérdidas quizás, simplemente, tengan que ayudarse unos a otros a seguir adelante. Perdimos nuestro camino es una historia emocional y catártica sobre perder el amor, encontrarlo y descubrir la persona en la que estás destinada a convertirte. Una obra maestra de la autora de Si decido quedarme, Gayle Forman. 


Opinión personal


Nunca he leído la segunda parte de Si decido quedarme porque no me gustó la primera parte. Si he visto la película, está bien. También leí otros libros de la autora (Solo un día solo un año, libros que me gustaron, fueron entretenidos), pero llegó Yo estuve aquí y me pareció lento, no subí la reseña porque no tenía nada que decir de él. Y con todo esto podrán pensar que soy un poco masoquista, pero con esta autora me pasa que hay libros que me gustan y otros que no. Es por eso mismo que a veces estoy indecisa sobre elegir un libro (lo típico, ¿me gustará o no?). Pero cuando la editorial me dio a elegir entre las novedades tengo que admitirlo: estaba un poco reacia a pedirlo. Sin embargo, me intrigó lo suficiente y aun más cuando descubrí que uno de los personajes tenía un secreto oculto. Me dije: acá hay suspenso. Así que lo pedí, y a decir verdad me asombro bastante. Es un libro que al tiempo que muestra la cara de la fama también lo hace con la religión y con la lealtad. Y esa versatilidad me gustó, es un muy buen libro.

Veamos… la historia es muy sencilla y típica. Tres chicos perdidos, cada uno con sus problemas, pero por casualidades de la vida terminan encontrándose y con la ayuda del otro cada uno irá afrontando sus problemas. Freya estaba a punto de grabar su álbum y perdió la voz. La madre, quien también es su manager, está siempre detrás de ella, su productor es un hombre que lo único que le interesa es ganar dinero y hay una distancia insalvable con su hermana. Harun, por otro lado, es musulmán y está enamorado de quién no debería, y como está en edad de casarse su familia lo envía de viaje para encontrar pareja. Nathaniel, por otro último, llegó a Nueva York después de haberlo perdido todo. Entre los tres comprenderán que en el otro pueden encontrar ese soporte que necesitan. La trama es muy típica, pero la autora incluye temas como la religión, la homosexualidad, la presión de la fama y la lealtad a la familia. Y todo ello con un estilo narrativo sencillo, pero cargado de emociones. Tanto es así, que podés sentirse cada emoción de los personajes, si sufren, si están desilusionados, si tienen esperanzas, etc. Eso es algo que me gustó muchísimo, porque con los otros libros que leí de la autora no sentí nada parecido a lo que sentí con este. 

Los personajes son, en esencia, los narradores, pero la familia de cada uno tiene un gran peso en la historia. Pero hablando de los principales. Freya es un personaje único. Por momento era fastidiosa y egocéntrica, tenía ciertas actitudes típicas de una chica con fama, mientras que en otros era una persona complementarte diferente: preocupada por sus amigos, por su hermana y su padre. Harun fue un personaje... insistente. Esa palabra lo define a la perfección. No quiero decir demasiado de él porque la historia es corta y decirle más sería spoilearlos. Eso sí, cuando lo lean vuelvan a esta reseña y díganme si la palabra no es justa para él. Nathaniel... uff, me encantó. Es tan dulce y tierno. Tuvo un infancia muy complicada y las cosas de adulto no son nada fáciles para este muchacho. Fue uno de mis personaje preferidos, y por quien sin duda leería una continuación, si la hay. Luego están los familiares. La madre y hermana de Freya son distintas, frías y un poco duras con ella. La familia de Harun es tipicamente religiosa, aun así aceptan las decisiones de sus hijos, y los familiares de Nathaniel, no, deberán leerlo. 

Quiero agregar que si, hay un instalove (¿cuando no lo hay?), pero si bien no me molestó del todo, me pareció que la relación fue rara y dependiente por ambas partes. Y ahora tal vez se estarán preguntando si efectivamente hay suspenso. No, no lo hay. No del propiamente dicho, pero sí en la vida de uno de los personajes tiene cierto aura de secretismo y eso hace que a medida que vas descubriendo lo que le sucedió, vas queriendo saber más. 

El final... en la reunión, su editor Leo, dijo que tenía un final raro. Tal vez seré yo, pero no me ha parecido así. No es cerrado, no hay una conclusión o siquiera resolución, pero esta autora es así: siempre deja los finales a la libre interpretación de los lectores. ¿Me gustó? Sí, porque estuve llena de angustia y no quería que terminara como pensé que lo haría (afortunadamente no lo hizo). Me pareció un final acorde con lo que escribe la autora, aunque eso no quiere decir que no me hubiese gustado saber un poco más, unos capítulos más.  

Mi recomendación: léanlo. Es una historia corta, fácil de leer, con una trama que toca varios temas y que sin duda terminarán de leerlo y se enamorarán de los personajes. 

¿Qué me dicen? ¿Ya han leído algo de la autora? 
Si es así, díganme cuál o cuáles.